“Si los tienes.. ¡muéstralos!”

¿Tienes algún pongo por casa? ¿Prefieres sacarle alguna utilidad?

En lugar de usarlo como objeto antiestrés.. ¡Publícalo aquí!

Te ofrecemos, completamente gratuito (faltaría más..), un directorio en el cual podrás ponerlo a disposición del resto de los usuarios. Podrás tener acceso a los pongos que otras personas, como tú, han publicado productos de dudoso gusto & utilidad.

Disponemos de tres modalidades de publicación para tus pongos: Podrás deshacerte de él sin pedir nada a cambio, mostrar tu pongo para participar en un concurso o simplemente intercambiar ese regalo poco acertado para tu gusto, a cambio de algún objeto que para tí no sea tan… pongo.

Intercambio de pongos: la mejor forma de aprovechar un pongo

La imaginación y la creatividad del ser humano da respuestas y soluciones a muchas cuestiones con pericia. En este caso, hablamos del intercambio de pongos como una de las tendencias más prácticas de las que hemos oído hablar en los últimos tiempos.

Ahora es posible que te estés preguntando qué es un pongo. Sin embargo, aunque tal vez no conozcas el concepto, te podemos asegurar que sabes perfectamente de qué se trata.

¿Qué es un pongo?

En muchas ocasiones, contamos en casa con objetos que no sabemos muy bien dónde ubicar. En la mayoría de los casos se trata de regalos poco acertados que hemos recibido en algún momento, por cualquier razón. Regalos de aniversario, regalos de cumpleaños, sorteo de amigo invisible, regalos de navidad, etc.

No importa la procedencia del mismo, pero son regalos ridículos que, sin menospreciar el detalle, de poco te pueden servir en casa, es más, son solamente un trasto más que, a título personal, ni te gustan ni te resultan funcionales.

Puede ser una obviedad, pero cabe señalar que estos objetos reciben este nombre como abreviación de una pregunta que, a buen seguro, alguna vez te has hecho: “Y esto, ¿dónde lo pongo?“.

Los peores regalos pueden ser los mejores para otros

En la diversidad está la perfección y el hecho de que cada cual sea completamente distinto al otro hace que formemos ese puzle precioso y perfecto a base de piezas completamente diferentes entre sí.

Dicho esto, y aplicándolo al tema en cuestión, podemos entender perfectamente que lo que para ti son regalos feos o inservibles, para otro puede ser algo maravilloso y funcional, es una mera cuestión de perspectiva. ¿Acaso nunca has pensado en esto?

De esta reflexión, precisamente, surge la idea del intercambio de pongos del que hablábamos al comenzar esta presentación. Aunque, bien es cierto, que no es la única opción que tenemos a la hora de deshacernos de estos objetos que danzan por casa como un pez fuera del agua.

Te recomendamos hacer una valoración del nivel de fealdad antes de hacerlo añicos, tal vez, te arrepientas de tirarlo al descubrir que hemos organizado un concurso que consiste en encontrar el  más horroroso, auténticos pongazos. Anuncia tu pongo y quien sabe, ¡quizás lo ganes!

Por ponerte un ejemplo, te diremos que una reconocida agencia de viajes organizó uno para mostrar lo que no debe ser un recuerdo de un viaje, del cual resultó ganador de seiscientos euros en contratación de viajes el dueño de una bruja sentada en una taza de váter.

Si crees que ese trasto que te desestabiliza cada vez que lo miras supera o iguala a la “bruja wc”, no dudes en presentarlo a nuestro concurso de pongos.

Top